Por la salud de la población, se suspenden los festejos charrotaurinos de Coquimatlán: Leonor Alcaraz

  • No se descarta solicitud de adelanto de participaciones para el pago de aguinaldos

Leonor Alcaraz Manzo, presidenta municipal de Coquimatlán, anunció que los festejos charrotaurinos de esta localidad han sido suspendidos por indicaciones del sector salud y Protección Civil, para evitar contagios de Covid-19.

La edil lamentó la situación, pues señaló ya se estaba listo en el municipio para realizar estas festividades, pero se prioriza la salud de la población.

“Nosotros no tendremos fiestas charrotaurinas, seguiremos las indicaciones de salud, porque si organizamos fiestas y si tenemos un deceso será lo peor porque sufriremos la perdida de una persona”, externó.

Abundó que “son momentos de seguir cuidándonos, es posible seguir cuidándonos porque podría haber otra oleada”.

Refirió que “aunque estamos preparados para las fiestas y somos un municipio con mucha esencia mexicana, tenemos grandes grupos dancísticos, ballets, grupo de tabladeros preocupados y preparados para las fiestas charrotaurinas, culturales y religiosas en honor al Señor de la Expiración, pero tenemos un comunicado de parte de la coordinación de Salud y Protección Civil donde se dan indicaciones que no se deben realizar eventos masivos”.

Aseguró que tampoco habrá construcción de Petatera, “los tablajeros dijeron por unanimidad que no se deben hacer las fiestas”.

NO DESCARTA SOLICITAR ADELANTO DE PARTICIPACIONES PARA COMPROMISOS DE FIN DE AÑO

En otro orden de ideas, la presidenta municipal de Coquimatlán, no descartó que, para poder hacerle frente a los compromisos de fin de año, como son el pago de aguinaldo a los trabajadores, estén acudiendo con la gobernadora de Colima, Indira Vizcaíno Silva, para solicitar un adelanto de participaciones.

Al respecto mencionó que para cubrir los compromisos de fin de año “hacemos esfuerzo para lo que nos corresponde, el pago de aguinaldo lo tenemos preparado, pero si queda algo esperamos contar con la gobernadora Indira Vizcaíno Silva”.

Recordó que recibió la administración municipal con una deuda de 50 millones de pesos de ISR (Impuesto Sobre la Renta), problemas con Banobras, laudos ganados no pagados, adeudos a prestadores de servicios y otros recursos que no han sido cubiertos, “pero hemos trabajado con la tesorera municipal y la dirección de egresos, para lograr finanzas sanas en municipio”.

A %d blogueros les gusta esto: