Hay más de 200 solicitudes de anulación de matrimonio en el Tribunal Eclesiástico de la Diócesis de Colima

Ante el Tribunal Eclesiástico de la Diócesis de Colima hay más de 200 solicitudes para anular el matrimonio a la iglesia, así lo dio a conocer en entrevista el Vicario Judicial, Juan José Barajas, quien destacó que para poder anular el matrimonio comienza con una solicitud la cual lleva todo un procedimiento.

Informó que en este año ya se encuentran a punto de salir tres sentencias sobre la anulación de matrimonio.

Declaró que por semana se presentan alrededor de 2 a 3 personas que van a solicitar información para conocer cómo se hacen los trámites, de igual manera realizan una cita para la primer entrevista.

Enfatizó que el primer paso que se realiza es el libelo, que es un documento en el cual la persona que solicita la anulación relata el porqué de su solicitud, es ahí donde pone lo que sucedió con el matrimonio y por qué desean la separación.

El Vicario Judicial señaló que una vez que se entrega lo anterior se plantea la posibilidad de que el matrimonio que se celebró por la iglesia tenga elementos para que se pueda anular, ya que en la iglesia no existe el divorcio.

«Hay la posibilidad de probar que un matrimonio celebrado aún con toda la preparación previa que se supone, en realidad no nació, tanto canónica mente como sacramentalmente» dijo.

Juan José Barajas argumentó que el Tribunal Eclesiástico también manda a llamar a la persona que no presentó la solicitud de la anulación matrimonial, esto con el objetivo de aportar información, así mismo se mandan a llamar testigos.

Refirió que hay diversas causas para anular el matrimonio, la principal de ellas es cuando la persona no está bien mentalmente.

Así mismo indicó que la sentencia de anulación de matrimonio tarda en salir entre 1 y 5 años, ya que hay diversos factores por los que no avanzan los asuntos como se quisiera.

A %d blogueros les gusta esto: