Trabajadores del sector salud estamos en una crisis de indefensión: Dolores González Meza

*La dirigente del SNTSSA 30 denunció que se están surtiendo a cuentagotas los medicamentos, materiales de curación y todo lo que se requiere para dar atención a la ciudadanía

Luego de señalar que con el IMSS-Bienestar se están surtiendo a cuentagotas los medicamentos, materiales de curación y todo lo que se requiere para dar atención a la ciudadanía, y a veces hay y otras no hay, la secretaria general de la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA), Dolores González Meza lamentó que ante dicha crisis de salud, los trabajadores están en una situación de indefensión.

Apuntó que “si se muere un paciente por falta de algún medicamento o material, luego mandan llamar al médico, a la enfermera, al químico y a todos a una investigación jurídica, cuando la realidad es que no se tiene ni el cuadro básico de medicamentos ni de insumos, como tampoco el equipamiento adecuado”.

Mencionó que el sistema de salud en el estado de Colima se ha dejado caer a un precipicio sin fondo, y quien sufre las consecuencias de esto es la población que requiere de sus servicios, que es la que menos tiene.

Meza González refirió que “nos duele ver a donde nos han dejado caer (al sector salud), aun precipicio sin fondo, en donde estamos cayendo cada día más, más y más, y quien sufre las consecuencias es la sociedad que está requiriendo de nuestros servicios, que es la que menos tiene y la que tiene que conocer estar realidad que estamos viviendo, porque no es posible pararse a dar un informe o decir que estamos bien cuando no estamos bien”.

Al hacer un balance del 2023, la dirigente sindical dijo que este año se cierra en el tema de salud, con mucha tristeza y desolación, “el sistema de salud no es el que se vislumbró por parte del gobierno federal, quien aseguró que estaríamos como en Dinamarca, y no lo es así, sabemos que no”.

En ese sentido, refirió que con el IMSS-Bienestar el tema de salud está como en algunas tiendas de abarrotes del barrio, se están surtiendo a cuentagotas los medicamentos, materiales de curación y todo lo que se requiere para dar atención a la ciudadanía, y a veces hay y otras no hay.

Además, todos los hospitales son de segundo nivel, pero como con el programa IMSS-Bienestar fueron catalogados como rurales, el próximo año habrá problemas, pues no se ha sabido que estén reglamentando los cuadros básicos.

Entre las carencias que actualmente se viven en los hospitales de la Secretaría de Salud, Dolores González mencionó que no hay guantes de ningún tipo, no hay vendas elásticas, tela adhesiva, equipos para transfusión, cintas testigos, gasas, sondas levin, equipos para anestesia epidural, bolsas mortuorias, gorros y batas quirúrgicas, algodón torunda, jeringas, entre otras cosas.   

Dijo que desde que entró el IMSS-Bienestar no se cuenta con la programación sanitización de quirófanos, hay hospitales en los que no se han fumigado los quirófanos, uno de ello es el Materno Infantil, a veces van y sanitizan con hipoclorito sin programa, cuando ellos consideran se requiere.

Asimismo, los sistemas de lavado en los hospitales de Manzanillo, Tecomán y el Regional en Colima, son equipos viejitos, no se han instalado maquinas nuevas, ni siquiera en el municipio porteño, donde ya se tienen las máquinas de lavado.

La dirigente sindical denunció también que se compra material corriente para la lavandería, agresivos para los trabajadores al tocarlos o inhalarlos.

“Tenemos una crisis en salud muy difícil de solucionar, por esas falsas promesas, ese sistema fallido que ellos quieren implementar de la universalización de los servicios, la cual es solo para favorecer al IMSS, porque el IMSS si nos trae a la Secretaría de Salud pacientes para que se operen, pacientes para que se internen, pacientes para que se les hagan todo tipo de estudios, pero el IMSS no atiende a ningún paciente que no sea derechohabiente”, expuso.

González Meza calificó como injusto que el IMSS quite el poco, casi nulo material y medicamento a la gente que no tiene derechohabiencia en ese Instituto, “no es posible que de allá para que acá se pueda y de aquí para allá no, si es universalización también se tienen que recibir pacientes sin derechohabiencia allá”.

De igual manera, negó que el abasto de medicamento y materiales de curación en hospitales de la Secretaría de Salud esté en un 85 por ciento, “hemos bajado incluso a un 45%, a veces no hay ni paracetamol”. 

Lo más honesto de un servidor público es decir las cosas como son, para poder ver que es lo que no funciona, que es lo que se puede rescatar y qué se tiene que ir, y poder sacar adelante un tema tan importante como es salud.

González Meza exhortó tanto al gobierno federal como al estatal, a que revisen, desde la gente que están poniendo en los puestos y no funcional, los esquemas de presupuesto, cómo llega el recurso, en qué se aplica y si se hace licitación, en qué tiempos; tener gente preparada para realizar los procesos a tiempo y no haya atrasos.

“Si estuviéramos bien en salud yo sería la primera en aplaudirles, pero mientras estemos así yo puedo decir que estábamos mejor cuando estábamos mal”, apuntó la dirigente sindical.

A %d blogueros les gusta esto: