SSyBS reitera el llamado a no bajar la guardia, ante posible incremento en contagios por Covid-19 en Colima

  • Durante la instalación de los macrocentros se logró vacunar a 11 mil 700 personas en primeras y segundas dosis
  • Hay que mantener focalizada la atención en el virus, no hay que ‘bajar la mirada’
  • Con los primeros frentes fríos también se incrementa el riesgo de otras enfermedades respiratorias
  • Con los próximos eventos comerciales, sociales y religiosos, sino se tiene cuidado se puede incrementar de manera alarmante los brotes

Luego de señalar que si bien el número de casos positivos acumulados en la semana en donde se presentaron 52, disminuyó respecto a la semana anterior en donde hubo 85, los fallecimientos no han mostrado cambios dado que en ambas semanas se registraron quince, la titular de la Secretaria de Salud de Colima, Martha Janeth Espinosa Mejía, aseguró que la población en general debe asumir la responsabilidad para que la entidad se mantenga en riesgo bajo, es decir color verde en el semáforo epidemiológico.

Aunque, advirtió, debido a la movilidad que se ha estado dando en los últimos días, así como las festividades sociales y religiosas que se avecinan, no se debe descartar un aumento de los casos en la entidad.

Además, precisó en los países europeos se han estado presentando brotes de contagios que han puesto nuevamente a estos países en el centro de la pandemia que amenaza con una nueva ola en todo el mundo.

Indicó que los gobiernos de esos países, han considerado diversas acciones de contención de la enfermedad, entre ellas, la posibilidad de un nuevo confinamiento principalmente a personas que no se han vacunado, así como el cierre de teatros, centros comerciales, cines, restaurantes, bares, etc., a fin de que en la temporada navideña se mantenga un control de la enfermedad.

“Una de las causas del incremento de casos es la falta de aceptación de la vacuna en Europa central y oriental, lo que ha provocado brotes con riesgo a saturar los hospitales”, externó. Por ello, sucedió una situación inédita, Austria ordenó quedarse en casa a las personas no vacunadas contra Covid-19 y lo mismo prohibieron su acceso a restaurantes, hoteles, teatros, etc.

En México y en Colima, mencionó, también se enfrenta esa amenaza, pero es con responsabilidad social individual, la actitud de libertad y el derecho de elegir bien y a favor de la salud de la ciudadanía, de manera informada y con la convicción de que unidos superaremos esta emergencia sanitaria.

Mencionó que la situación que se vive en el mundo, obviamente ‘enciende las alarmas’ en Colima, como se observa en los indicadores del riesgo epidemiológico en donde a pesar de tener un número bajo de casos, en tres de ellos se tuvo un incremento, como es el caso de la Tasa de Reproducción Efectiva, que estima el ritmo de trasmisión, subió de 0.90 a 0.93 en esta última semana del 6 al 13 de noviembre.

También el porcentaje de ocupación de camas con ventilador aumento del 9 al 24 por ciento y la Tendencia de síndrome Covid por cada 100 mil habitantes paso del -3.33 al 1.53 por ciento; lo que significa qué tan rápido crecen los casos sospechosos diarios por cada 100 mil habitantes.

En este sentido, externó que la experiencia dice que las ‘olas’ pandémicas se extienden de un punto hacia los extremos, tanto por el tránsito aéreo y movilidad entre los países, “así que si vemos lo que pasa en otro lado del mundo no dudemos que puede repetirse localmente”.

Además, dijo, la complacencia de no usar o utilizar mal el cubrebocas, la percepción de que ya vacunados no nos vamos a contagiar y la aun ‘tibia’ participación en los centros de vacunación hacen “prender los focos de alerta ante los próximos eventos comerciales, sociales y religiosos, que, de no aplicar todas las medidas ya conocidas en el ABCDE de la Salud, podríamos revivir una situación como la que tienen los países del viejo continente”.

“No hay que quitar la mirada del virus, hay que mantener focalizada nuestra atención en lo que estamos viviendo. El riesgo no se ha eliminado y con la entrada de los primeros frentes fríos esto va a aumentar el riesgo de otras enfermedades respiratorias”, subrayó.

Es por eso, dijo, que “motivados por la disminución de casos hagamos esta sinergia de cuidarnos y tomando las medidas de protección”.

Finalmente, la funcionaria estatal dio a conocer que durante los días en que estuvieron instalados los macrocentros de vacunación, se logró aplicar más de 11 mil 700 dosis de primeras y segundas dosis.

A %d blogueros les gusta esto: