Hubo ‘mano negra’ en el desalojo de habitantes de Campos: Abogado

Enrique Fernández Ibáñez, asesor jurídico del Ejido de Campos, aseguró que en el desalojo realizado con uso de la fuerza pública por parte de la Fiscalía General del Estado, hay “mano negra”, pues se cuenta con irregularidades en la acción emprendida en contra de los habitantes de la localidad.

Primero, indicó que ante el rumor de que sería desalojada toda la comunidad, se les informó que, quienes cuenten con su título de propiedad no tienen ningún problema, lo que les ha dado tranquilidad a muchos de los habitantes de Campos.

Explicó que el desalojo se hizo en cinco polígonos, uno de ellos, efectivamente no está dotado al Ejido, pero desde 1992 se han estado trabajando en esas 6.7 hectáreas y en el 2004 se les otorgó una cesión de derechos, y en este contexto se inició un juicio de precisión positiva ante el Juzgado Civil de Manzanillo.

En esas hectáreas, comentó se asentaron personas que no contaban con propiedad, además se construyeron canchas de fútbol, una plaza de toros, y durante más de 25 años en esa área se llevan a cabo las tradicionales fiestas de la comunidad.

“Entonces llega esta orden del Juez de Control de Tonalá, en donde dice que le ordena al fiscal general del Estado que mande ministerios públicos para efectos de resguardar esos cinco polígonos e inmediatamente se ponen a desalojar. La orden era drástica en el sentido de que con el uso de la fuerza pública se sacara a las personas, animales y bienes que estuvieran dentro de sus cinco polígonos”, externó.

Fue, dijo, como se afectó a muchos pobladores, algunos de ellos que ya habían llevado sus juicios de prestación positiva y que el mismo juzgado ya les había otorgado escrituras, inclusive viniendo a entregarles la posesión

Indicó que ante esto, es evidente que se violentaron garantías individuales y varios derechos humanos.  Pues reiteró, “muchos de ellos ya son propietarios porque tienen escrituras públicas otorgadas por un juez”.

Estos cinco polígonos, en donde se habla de 415 hectáreas, “si le pones un valor por hectárea de 6 millones de pesos mínimo, estás hablando de 2 mil 500 millones de pesos”.

Ante toda esta situación, subrayó el litigante, caben muchas preguntas, ¿porqué se prestó el fiscal general a esta arbitrariedad? Además, la gobernadora dice que es un asunto federal, pero es evidente que hay políticos involucrados por el valor de los terrenos.

Dando a conocer que ya se inició la defensa jurídica de esta situación, primero con la presentación de un amparo, “afortunadamente la justicia federal está protegiendo y le ordena al juez de control, para iniciar el proceso de defensa.

“Hay muchas, muchas cuestiones en donde nos lleva a pensar que hay mano negra, hay muchos intereses de por medio”, resaltó.

Fernández Ibáñez lamentó la actitud de la presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez, quien les dijo que todo estaba perdido, que no perdieran el tiempo interponiendo un amparo.

“Que me disculpe la presidenta municipal porque tiene un equipo de asesores y le pido los escuche; lo primero que tiene el ciudadano ante una arbitrariedad de una autoridad, sea municipal, estatal o federal, es el recurso de amparo para que pueda ser oído y vencido”.

Además, señaló desconoce como será la defensa de la presidenta municipal pues dentro de estos terrenos se encuentra equipo de bombeo que surte agua para Manzanillo.

Consideró que con estas declaraciones de la alcaldesa porteña lo único que provocó fue miedo entre la comunidad de Campos, pero ya se les explicó la situación y lo que se está haciendo, y “ya están más tranquilos”.

La defensa se está haciendo con varios abogados, él por parte del Ejido y otros más que están trabajando para algunas familias, “entonces entre abogados intercambiamos y todos concluimos que de entrada fue un desalojo sin pies ni cabeza”.

Ganamos ya la primera batalla, comentó, pero el proceso continúa y conforme haya avances se estará informando a los habitantes de Campos y del estado para que tengan conocimiento de las arbitrariedades que se han cometido.

Finalmente hace un llamado a la gobernadora para que otorgue seguridad a la población de Campos, pues durante la noche hay mucha gente armada y se desconoce si son estatales, federales, privados o qué, lo que mantiene con intranquilidad a la población.

A %d blogueros les gusta esto: