Columna | Punto (.) Rojo

  • Colima 2021… La Elección en Manos de la Chiquillada.
  • Este Día, Desde Luego que sí Mando mis Postdatas.

J. BALDOMERO DÍAZ GAYTÁN

El escenario está igual en todos lados y en todas las elecciones: En la contienda por la gubernatura, como se esperaba, las finalistas son Indira Vizcaíno y Mely Romero. En la batalla por la alcaldía de Manzanillo, enfrentamiento terciado entre Jorge Luis Preciado, Irene Herrera y Griselda Martínez. En Colima, los cuatro Fantásticos peleando de tú a tú, Margarita Moreno, Federico Rangel, Gisela Méndez y José Manuel Romero. En Tecomán, batalla sin cuartel entre Elías Lozano, Sergio Anguiano y Roberto Verduzco.
Y en todos lados los llamados partidos y alianzas grandes, «Juntos Haremos Historia» que encabeza Morena, «Va por Colima» cuyos protagonistas son el PAN y el PRI, Movimiento Ciudadano y el Partido Verde, todos, se están enfrentando a la realidad de los últimos veinte días: Ya no hay votos disponibles para que puedan seguir sumando. Las encuestas nos dicen que cada día son menos las personas indecisas. Sólo hay, en todos los lugares, algunas cajas de votos que están en poder de los llamados partidos chicos, «la chiquillada». Las y los que quieran ganar el seis de junio necesitan esos votos que están en las manos de los candidatos atractivos que fueron postulados por los partidos chicos. Llegó la hora pues, de echarles un vistazo a esos candidatos que hoy, traen los votos más codiciados y cotizados. En las manos de esos buenos candidatos de partidos chicos, está el destino y el resultado de la elección que se realizará, justamente, en veinte días. Llegó la hora cero, la hora de las alianzas de facto.
En lo que respecta a la gubernatura, todas las encuestas nos hablan de que Indira Vizcaíno está en el primer lugar de las preferencias y en segundo lugar se posicionó Mely Romero Célis. ¿Cómo se moverá el tercer lugar de las encuestas, el candidato de Movimiento Ciudadano, Locho Morán? ¿Seguirá hasta el final o en los últimos días sumará sus tropas a alguno de los proyectos punteros?, ¿se aliará con Indira a la que tanto ha cuestionado?, ¿pactará con el PRI partido al que no se ha cansado de descalificar?, ¿o buscará un pacto de última hora con Virgilio Mendoza? Lo que haga Locho es trascendente, en el ambiente se percibe que él no gana la elección, pero en el ambiente se respira que sí trae los votos para definir cuál de las dos damas será la ganadora de la partida de ajedrez político.
¿Y qué sucederá con el candidato del Partido Verde, Virgilio Mendoza?, ¿seguirá hasta el final, hasta la elección del seis de junio?, ¿firmará una alianza de facto?, ¿con quién se uniría?, ¿con sus antiguos amigos del PRI?, ¿o con sus actuales amigos los de la Cuarta Transformación?, ¿o buscará un acuerdo con Locho para tratar de terciar la elección? Lo que haga Virgilio define el futuro de la elección, decide el futuro de su dinastía política y define, también, probablemente, el futuro de Manzanillo. Ya se habla en algunos espacios de debate público de un posible acuerdo, una petición de voto de Morenos y Verdes: Indira para gobernadora e Irene para alcaldesa de Manzanillo. Puede ser, pues en política todo es posible.
¿Qué pasará con Claudia Yáñez?, ¿cómo jugará la candidata de Fuerza México en las últimas semanas?, ¿y el Partido del Trabajo?, ¿cómo jugará Joel Padilla?, ¿respetará la decisión lineal del centro de respaldar a la 4T ó podrán más las fobias personales que tiene Padilla contra la candidata Vizcaíno? Del Partido Redes Sociales Progresistas es cuestión de horas para que el dueño de ese partido en Colima se pronuncie a favor de la candidata de Morena a la gubernatura.
En el caso de la contienda por la presidencia municipal de Manzanillo hay tres candidatos que están arriba de los veinte puntos en las intenciones del voto: Jorge Luis Preciado, Irene Herrera y Griselda Martínez. Y hay, en la parte media de la tabla, una candidata muy atractiva, Adriana Chacón, postulada por el Partido Encuentro Solidario. Con sus casi diez puntos de preferencias en las encuestas, tiene en sus manos dos rutas: seguir hasta el final y ser regidora o… lo más importante: Sumarse en una alianza de facto y definir el nombre de quién gobernará Manzanillo en los próximos tres años. Los votos de Chacón, a diferencia de Rogelio Salinas, Erika Reynoso, Lupita Ruano, Amado Candelario y Alejandra Téllez son de marca propia, no dependen de una decisión lineal del partido que la postuló. Chacón trae, con sus votos, la posibilidad de poner nombre en la bandeja en blanco para definir quién gobernará Manzanillo a partir del próximo 15 de octubre y además sumar a alguno de los proyectos que están compitiendo por la gubernatura que promete un final de fotografía.
Lo que son las cosas: En la elección por la gubernatura, en la contienda por las alcaldías de Manzanillo, Colima y Tecomán, parece que el destino y la suerte de los partidos grandes está en las manos de los partidos chicos. Pero bueno, como siempre tenemos que insistir en la tesis de que eso, sólo parece.

MIS POSTDATAS DE ESTE DÍA

P. D. 1.- Hoy es el debate de las y los candidatos a la gubernatura de Colima. Apuesto pesos contra tostones a que será más mitote que propuestas. Al tiempo.
P. D. 2.- En sus redes sociales Indira Vizcaíno despejó las dudas sobre sus preferencias en Manzanillo. Lo dijo claro: Griselda Martínez es la candidata de la Cuarta Transformación a la alcaldía de Manzanillo.
P. D. 3.- Vaya zafarrancho se armó el fin de semana por algunos comentarios que se emitieron en el chat interno de amigos miembros de la Coparmex. Lo malo es que alguien filtró capturas de diálogo a la prensa. Señores, los empresarios son de lo poco serio que nos queda en este país. Ojalá y los arguendes no destruyan la credibilidad de esta organización. Por cierto, le están aportando buenos candidatos a este proceso electoral.

Y ni una línea más.

A %d blogueros les gusta esto: