Columna | Punto (.) Rojo

  • Colima 2021… Griselda – Rosy, los Riesgos para el Proyecto Morena.
  • Este Día, Desde Luego que sí Mando mis Postdatas.

J. BALDOMERO DÍAZ GAYTÁN

En el Comité Ejecutivo Nacional de Morena, los expertos en aritmética electoral le han puesto un asterisco rojo al encontronazo político y mediático que están protagonizando la alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez y la diputada federal Rosy Bayardo. Y es que, el balance de esa confrontación podría ser catastrófico para Morena, tanto, que si no hay un equilibrado reparto del poder entre Martínez y Bayardo, la división podría llevar a Morena a perder en Manzanillo y, con ello, perder la contienda por la gubernatura.
¿Cuál es el punto de quiebre en las relaciones políticas entre Griselda y Rosy? La respuesta es simple: La ambición por el poder. Griselda quiere seguir tres años más como alcaldesa y Bayardo empujada por la candidata a gobernadora Indira Vizcaíno, quiere cumplir su sueño de ser presidenta del municipio más importante del estado de Colima.
Hace unos días, le pregunté a Javier Orozco, director de la empresa encuestadora Percepción 21 su opinión profesional sobre esta confrontación Griselda – Rosy, y su respuesta giró en un sólo sentido: En Morena deben de comprender que después de Indira Vizcaíno, la figura más dominante que tienen en el estado es Griselda Martinez. Es cierto que a la presidenta un 43 por ciento de los ciudadanos reprueban su gestión, pero un 38 por ciento ve con buenos ojos su desempeño como alcaldesa. Los votos en contra se van a atomizar, pero las opiniones favorables se mantienen compactas. En consecuencia, de acuerdo a la opinión de Orozco, a Griselda podría bastarle ese 38 por ciento de aceptación para ganar la elección del próximo seis de junio.
¿Y qué sucede con los números en los que se mueve la figura de Rosy Bayardo? De acuerdo con la opinión de Orozco, la aceptación de Bayardo está girando en el orden del 23 por ciento, quince puntos menos que Griselda Martínez. Pero… a diferencia de lo que sucede con Griselda, la figura de Bayardo sólo concentra un ocho por ciento de opiniones negativas. Y las candidaturas exitosas, lo dice el manual de política básica, se construyen desde la ausencia de negativos, no desde la popularidad de los positivos.
Bajo la óptica de los números que nos plantea el director de Percepción 21, es ahí donde cobra relevancia una jugada maestra, un movimiento de ajedrez de alto calibre que están diseñando en el bunker de Indira Vizcaíno y de Rosy Bayardo: Tejer y pactar una alianza política con el independiente Carlos Arellano Contreras. En la hora de los balances, según los proyectistas de Vizcaíno y de Bayardo, Arellano Contreras tiene los ocho o diez mil votos que necesitan Vizcaíno y Bayardo para ganar la eleccion en Manzanillo.
Por eso, hace unos días, en un restaurante de Manzanillo se dio un saludo casual, otros dicen que planeado, entre Rosy Bayardo y Arellano Contreras. Hasta donde se sabe no hay acuerdos, no hay alianza, no hay pacto, pero Arellano sí tiene los votos que necesita Bayardo para, primero, superar a Griselda y segundo, para convertirla en un producto muy competitivo en las elecciones del próximo domingo seis de junio.
Arellano trae cuentas políticas pendientes con Griselda y puede, con la mano en la cintura, inclinar las encuestas a favor de Rosy Bayardo. Y puede también, ser uno de los revulsivos que le den fortalezas a Indira Vizcaíno en Manzanillo.
Lo que son las cosas, igual que como sucedió en el 2015, parece que los votos de Arellano serán claves en la elección de Manzanillo. Parece, desde ahora lo decimos, que es el factor bisagra. Y parece que es el que puede marcar la diferencia en el choque entre Griselda Martínez y Rosy Bayardo. Pero bueno, como siempre tenemos que insistir en la tesis de que eso, sólo parece.

MIS POSTDATAS DE ESTE DÍA

P. D. 1.- Jorge Luis Preciado va por Manzanillo y Margarita Moreno va por Colima. Los dos pueden ganar la elección. Un cambalache inteligente entre el PRI y el PAN.

A %d blogueros les gusta esto: