Columna | La Panga

Los pendientes e infiernos heredados a la SE COLIMA/ El ISSSTE y la falta de recursos/

Por: Mayahuel Hurtado

Ya salieron los pendientes que dejó el ex Secretario de Educación Jaime Flores Merlo tras su salida de la Secretaria al culminar el sexenio de José Ignacio Peralta Sánchez, considerado el peor de la historia del estado y aclarar que estoy cuestionando con datos y con las declaraciones de funcionarios y de líderes sindicales, lo que durante su largo periodo al frente de la educación en la entidad Flores Merlo dejó de hacer, en pocas palabras del periodo como funcionario público, comprendido entre el 2017 y 2021.

  1. No regularizó las condiciones laborales de trabajadores estatales y federales con la antigüedad suficiente para ser acreedores a la asignación de una plaza, y avaló nombramientos de personas que ingresaron durante el gobierno de Ignacio Peralta, que no cubrían los requisitos.
  2. Desatender el tema de planteles que fueron asaltados durante la pandemia, en dónde prometió públicamente una y otra vez que se restablecerían los servicios y estarían listos para regreso a clases presenciales, situación que ya salió a la luz pública, tras la desesperación de directivos y padres de familia.
  3. Descuido a la atención oportuna de temas de infraestructura educativa, programados desde antes de la pandemia, dónde muchos planteles al día de hoy adolecen de los servicios necesarios para realizar las actividades, citaré como ejemplo la primaria Marcelino Rentería, ubicada en el municipio de Manzanillo, dónde el mes de marzo 2021 se robaron las tuberías y la bomba de agua, rompieron los tinacos, el ex secretario Flores Merlo se comprometió a resarcir el daño.
    Sin embargo fue hasta las elecciones que medio arreglaron el problema, y hoy se enfrentan a la problemática de no tener agua y no funcionan los sanitarios.

Así varios planteles operan durante el retorno a clases, en medio de la pandemia y los riesgos de contagio, recordemos que el ex secretario se comprometió públicamente a qué las escuelas estuvieran listas para un retorno seguro, solo le faltó aclarar, «seguro para quien».

  1. Permitió durante su periodo abusos diversos tanto a trabajadores de la educación, como a los alumnos y padres de familia que buscaron canalizar las diferentes quejas, algunas de ellas a través de la oficina de Manzanillo de los años 2017 al 4 de febrero de 2021, casos de no respetar la Ley de Inclusión, casos de violencia de género al interior de los centros de trabajo, dónde el Órgano Interno hizo Mutis y en otros más relacionadas con padres de familia y concesionarios de los establecimientos, la Subdirección de Asuntos Jurídicos no resolvió oportunamente.
  2. El caótico estado financiero de la dependencia que heredó, ahí están los números, los datos y las declaraciones hechas por el actual gobierno sobre el estado en que recibieron las dependencias, entre ellas la Secretaria de Educación de gobierno del Estado de Colima, la peor administración en la historia de la entidad.

Hoy en día el Maestro Adolfo Nuñez actual Secretario de Educación y Cultura, hace grandes esfuerzos para dirigir y sacar adelante a la SE COLIMA, para ello necesita el respaldo de la gobernadora Indira Vizcaíno Silva para realizar los cambios necesarios y sacudirse a las rémoras y protegidos, que conforman un listado considerable en puestos clave, es lo mínimo para hacer de la dependencia un lugar eficiente y transparente, de atención cercana al ciudadano y con una atención de calidad con calidez, que se queden los mejores, que se larguen los que obedecen a los intereses de los mismos de siempre.

El ISSSTE y la falta de una buena administración de los recursos, ya es inadmisible en Manzanillo la forma en la que operan los servicios de medicina familiar y el de urgencias, pero además el relacionado con la atención del área Covid-19, cualquier servicio carece de lo necesario para funcionar adecuadamente, tanto en materiales, medicamentos y personal médico, de enfermería y para las diversas áreas.

La diferencia es muy notoria, mientras que el hospital del ISSSTE en la capital del estado sigue resultando beneficiado por la derechohabiencia que está registrada en la zona norte del estado, pero que radican en Manzanillo, en el municipio costero se sufre la carencia.

Ahí en un consultorio improvisado, antes caseta de vigilancia, está la unidad de atención para Covid-19, en pésimas condiciones, con un aire acondicionado con décadas de uso, que en lugar de enfriar calienta, un consultorio sin termómetro, oxímetro, bueno, de plano el médico que lo atiende por las tardes, muy profesional y dedicado a su trabajo, trae sus materiales adquiridos con recursos propios, pero no se da abasto ni tiene lo necesario para trabajar.

Mientras tanto Moisés Ríos Gatell Coordinador Médico se cree el Director del nosocomio y con aires de grandeza y prepotencia, trata a los derechohabientes. ¿Quien puso a este chamaco en ese puesto? ¿Uno igual de nefasto que él? De por sí el apellido Gatell nos trae pésimos recuerdos y en Manzanillo tenemos la versión petite.

Aclaración: No falta voluntad del personal, al contrario hacen hasta lo imposible por brindar una atención humana, ya que las carencias superan cualquier buena intención.

Es un atento llamado a las autoridades del ISSSTE a nivel federal, a nivel delegación Colima y a los directivos en el municipio de Manzanillo. Y si Moisés es pariente de López Gatell, te estás tardando para pedir ayuda, pues no nos importa te nombren Director, si eso va a significar tener un hospital de primera y con servicios de calidad.

A %d blogueros les gusta esto: