Columna | La Panga

A propósito del día internacional del hombre…

Mayahuel Hurtado Ortiz

Se vive con menor intensidad que el día de la mujer, debido a que no estamos tan familiarizados con esta celebración y no hay mártires, ni historias de dolor, ni tampoco hechos que lleven a enlutar esa conmemoración, pero el Día Internacional del Hombre se celebra cada 19 de noviembre y fue establecido en 1992 por Thomas Oaster, profesor de la Universidad de Missuri-Kansas, y popularizado desde el año 1999.
Ingeborg Breines, directora del programa Mujeres y Cultura de Paz de UNESCO, apoyó la iniciativa de elegir un día internacional para el varón, y la consideró «una excelente idea que proporcionará un poco de equilibrio entre ambos sexos», y se mostró interesada en cooperar. También, otros organismos dependientes de la ONU, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), lo tienen en cuenta y organizan distintas actividades.
Sin embargo, pese a lo anterior y a que entidades como la OMS reconocen que debe incluirse la temática de la equidad y salud del varón en la agenda, hasta el momento el apoyo no se ha concretado oficialmente ni de forma masiva. Esa es una de las razones por la que este día posee un nivel de reconocimiento aún mucho menor que el análogo Día de la Mujer, que tiene incluso carácter oficial y apoyo financiero en algunos países.
Y a decir verdad son celebraciones con orígenes completamente distintos, mientras que la mujer es una protesta contra abusos y violencia, donde se da por feminicidios y porque las leyes desfavorecen la protección de las mujeres, donde en algunos países los crímenes y abusos contra la mujer no son importantes; la celebración del hombre es un reconocimiento como parte de equilibrio de géneros para no sentirse excluidos del festejo.
Sin embargo, si es importante resaltar que grandes hombres han consolidado un mejor mundo para que todos hoy lo disfrutemos, a los alquimistas, sabios, científicos, literatos, juristas, pensadores, religiosos y aquellos que siempre desde hace siglos defendieron los derechos a las mujeres, deberán ser recordados por la historia, en esta lista reunimos a ocho de esos hombres que lucharon por la igualdad entre hombre y mujer.
John Stuart Mill abogaba por la plena libertad de los ciudadanos como una forma de llegar a la perfección moral y a un mejor autogobierno. En su análisis no excluía a las mujeres, y por eso en 1866 se convirtió en el primer diputado en pedir el voto femenino en el Parlamento británico. En una cámara dominada por hombres, su propuesta fracasó, aunque sentó un valioso precedente.
Qasim Amin, considerado por algunos historiadores uno de los precursores del feminismo en el mundo árabe del siglo XIX. En sus textos calificó de “esclavitud” la situación de la mujer en Egipto y abogó por el fin de la poligamia. También se opuso al uso del velo, aduciendo que no es un elemento originario del islam. Inmerso en el nacionalismo egipcio, defendía la modernización de su país, con Occidente como espejo.
El fraile benedictino Benito Jerónimo Feijoo en 1726, expuso el texto “Defensa de las mujeres” que tiene el mérito de ser pionero en España. Padre de la Ilustración española , Feijoo se adelantó a su tiempo en muchos aspectos, también en la defensa de la igualdad. En su obra desmentía muchos de los “tópicos” sobre la condición de las mujeres, que estaban muy vigentes en aquel momento, de ahí su carácter polémico.
François Poullain de la Barre es otro clérigo que polemizó con sus contemporáneos, pero en este caso desde el calvinismo. A su llegada, el debate sobre la igualdad ya estaba abierto desde el Renacimiento, e incluso antes. Ejemplo de ello es La Ciudad de las Damas, escrito por la poeta francesa Christine de Pizan en 1405. Sin embargo, a finales del siglo XVII, la novedad de Poullain de la Barre es su afirmación de que el cerebro humano no tiene sexo, y que, por tanto, hombres y mujeres pueden acceder de igual modo al conocimiento.
Frederick Douglass en Estados Unidos, apoyó el movimiento por el sufragio femenino y el abolicionista estuvieron íntimamente relacionados. El célebre personaje, quien había nacido siendo esclavo, fue de los pocos hombres que asistió a la Convención de Seneca Falls en 1848, donde nació el feminismo norteamericano.
Nicolas de Condorcet le caben muchos adjetivos. Sus aportaciones en campos como las matemáticas, la economía o la historia le han valido el título de filósofo universal. En los últimos años, sin embargo, se ha destacado otra de las facetas de este sabio, la de feminista. Condorcet no solo teorizó sobre la igualdad entre sexos, sino que hizo campaña para dar un nuevo lugar a las mujeres en el escenario surgido de la Revolución Francesa.
Miguel de Cervantes el renovado interés por las relaciones entre los dos sexos, en cuyos trabajos aparecen algunos personajes femeninos que rompen con los cánones de su tiempo. En un siglo XVII en que la literatura repetía los estereotipos de la mujer casada y pasiva, Cervantes alumbra personajes como Marcela o la gran sultana doña Catalina de Oviedo. La primera huye del matrimonio, y la segunda se enfrenta a su marido hasta tener una relación de igualdad con él.
Ram Mohan Roy es uno de los padres de la India moderna. Nacido en 1772, en su país conoció de primera mano algunas de las prácticas más brutales contra las mujeres, como la poligamia o el sati. Este último consistía en la inmolación de las mujeres viudas en la pira funeraria de sus maridos. Su influencia fue clave para que, en 1829, William Bentinck, gobernador general de la India, prohibiera la práctica.
A todos ellos y a miles de hombres más que con sus acciones, ejemplo, educación y toma decisiones han hecho de la vida de las mujeres y de su mundo algo mejor, reconociendo sus derechos ¡Gracias! A los padres, hermanos, amigos, esposo y pareja, que han contribuido al empoderamiento de la mujer y al respeto de las féminas ¡Gracias!
Que sería de nuestro mundo sin ustedes, a todos ellos los que ya no están y los que siguen creyendo en nosotras ¡Feliz Día del Hombre!

A %d blogueros les gusta esto: