Alfredo Castillo, comisionado para la seguridad en Michoacán, detalló las tareas que

le encomendó el Gobierno federal e informó que una de las funciones que le fueron concedidas será nombrar a los titulares de la Procuraduría y de la Secretaria de Seguridad Pública local.

«Habrá la presencia permanente física de un representante del Gobierno federal que articule, supervise y coordine todos los esfuerzos, programas, políticas y acciones en beneficio de Michoacán», afirmó en entrevista con MVS Radio.

 

«Una función será nombrar a quienes tomen las riendas de la Procuraduría y Seguridad Pública locales».

Castillo refirió que por ahora las fuerzas federales no se retirarán de la entidad hasta que el Gobierno estatal pueda garantizar la seguridad de los michoacanos.

El funcionario rechazó que su nombramiento signifique una desaparición de los poderes de facto en el estado, pues asegura que estará trabajando en coordinación con el Mandatario estatal, Fausto Vallejo.

«El propio Gobierno estatal tiene funciones constitucionales locales y legales con un presupuesto asignado», dijo.

«Todo lo que tienen que ver con una competencia federal pasará por los manos de este comisionado pero también es importante acercarle al Gobernador esta instancia para que podamos estar sumando nuestras capacidades institucionales».

La Familia Michoacana fue una especie de autodefensa.- Castillo

Alfredo Castillo reconoció a los grupos de autodefensa en Michoacán como un movimiento genuino que surgió debido a la violencia con la que operan grupos del crimen organizado.

Reconoció que la inseguridad que se vive en el estado llevó a que algunas personas buscaran defenderse, sin embargo, se llega a un punto en el que se distorsiona el movimiento, cuando buscan abarcar más y más lugares para brindar seguridad.

«Esta situación te lleva a que algunas personas busquen de manera genuina el poder defenderse, el surgimiento de las guardias comunitarias tiene una finalidad genuina», afirmó.

Castillo expuso que ve un riesgo en que los grupos de autodefensas en Michoacán se conviertan en un grupo delictivo como en su momento lo fue La Familia Michoacana.

«Estos jóvenes fueron capacitados, adoctrinados por Nazario Moreno, que tenía un reconocimiento social muy bueno. En aquél momento él hizo trabajo en centros de adicciones para que los Zetas no volvieran a entrar a Michoacán, este grupo buscó expandirse a los estados vecinos, como Estado de México y Guanajuato, para hacer más difícil la entrada de Los Zetas», señaló.

«El foco rojo es que a medida que crecían estas organizaciones, la Policía Federal era insuficiente, necesitaba crecer y comenzaron a reclutar gente no capacitada e incluso delincuentes. La Familia Michoacana en su origen fue una especie de grupo de autodefensa», apuntó.

Castillo agregó que vivirá en Michoacán aunque aún no tiene definido dónde estará su oficina provisional.

A %d blogueros les gusta esto: