«Perdimos la confianza al Secretario de Seguridad»: JIPS a diputados

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez afirmó que luego del lamentable asesinato de 7 policías se solicitó la renuncia del hasta hoy Secretario de Seguridad Pública, Enrique Sanmiguel, a quien «se le perdió la confianza» para desempeñar el cargo.

El Ejecutivo estatal al comparecer de manera virtual ante Diputados integrantes de la Quincuagésima Novena Legislatura Local dio a conocer que aceptó la renuncia del Coronel Enrique Sanmiguel Sánchez, para que pueda ser investigado por las autoridades ministeriales como ciudadano, sin cargo público, sin que interfiera en las investigaciones y así determinarse si incurrió en alguna responsabilidad.

Cabe mencionar que en forma paralela también compareció ante diputados el Secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa Gonzalez, quien pidió a los diputados «no politizar» el tema de los policías asesinados.

Ambose servidores públicos, el mandatario estatal y del Secretario General de Gobierno, rindieron este miércoles ante legisladores locales de las Comisiones de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios; Seguridad Pública y de Justicia, así como Gobernación y Poderes, un informe detallado de los hechos precios al asesinato de los 7 elementos de seguridad pública.

El mandatario estatal Ignacio Peralta dijo que aceptó de inmediato la renuncia del secretario de Seguridad Pública «también por haberle perdido la confianza» tras no haberle informado de la decisión que tomó para comisionar a los policías estatales, algo que el mandatario estatal consideró lamentable.

Aclaró que, si bien en una primera ocasión hubo una petición de apoyo por parte de los empresarios, de la que le gobernador sí estuvo enterado, pidió al Secretario de Seguridad Pública la atendiera para que conforme a la normatividad vigente tomara una definición; sin embargo, en las demás peticiones el entonces titular de Seguridad Pública ya no le enteró.

Ante las preguntas de las y los diputados, el mandatario estatal detalló que durante la reunión que sostuvo con gobernadores el viernes pasado, tuvo también una reunión privada con el mandatario estatal de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, con quien intercambió información sobre la desaparición en ese momento de los 10 policías y 2 civiles.

Peralta Sánchez informó a los legisladores que las familias de los policías fallecidos recibirán todo el apoyo institucional, así como las prestaciones que la ley establece en estos casos, como son seguro de vida, pensión de viudez u orfandad y gastos de marcha.

Finalmente, el gobernador dijo que el tema de la seguridad pública es un reto inmenso, es un tema que lacera todos los días, por lo que el Gobierno del Estado no rehúye a su responsabilidad y confió en que se pueda mantener el trabajo coordinado con municipios y Gobierno Federal, pues la seguridad pública es obligación legal de los 3 órdenes de gobierno.

En cuanto a la comparecencia de la Secretaría de Seguridad Pública, tras la renuncia previa al cargo del Coronel Enrique Alberto Sanmiguel Sánchez, el posicionamiento se rindió por escrito por parte del ahora ex funcionario y fue leído por el titular de la Secretaría General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González.

En el mismo, Sanmiguel Sánchez relató que fue él quien tomó la decisión de comisionar a 10 policías estatales para brindar seguridad perimetral a empresarios que acudirían del Aeropuerto de Manzanillo a un predio ubicado en el estado vecino de Jalisco.

Por su parte, el secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, también fijó un posicionamiento en donde narró cómo sucedieron los hechos de manera cronológica y lamentó que los diputados optaron en la comparecencia «por aspectos políticos» que en nada contribuyen a solucionar el tema de la inseguridad.

“No politicemos la seguridad, mejor trabajemos en conjunto Congreso del Estado, Municipios, Gobierno Federal y Gobierno del Estado”, concluyó Arnoldo Ochoa.

A %d blogueros les gusta esto: