Obispo renuncia tras acusaciones de acoso sexual

El Papa Francisco aceptó hoy la renuncia del obispo Michael Bransfield, de la Diócesis de Wheeling-Charleston en Virginia Occidental, y ordenó el inicio de una investigación en torno a las acusaciones en contra del prelado de acoso sexual.

La investigación será conducida por el arzobispo de Baltimore, William E. Lori, quien fue nombrado por el Papa como administrador apostólico hasta el nombramiento e instalación del nuevo obispo.

La renuncia y el nombramiento fueron hechos públicos este día por el arzobispo Christophe Pierre, nuncio apostólico en Estados Unidos, poco después de que Bransfield presentó su renuncia en el Vaticano.

Su renuncia se produjo durante la visita al Vaticano de una delegación de obispos católicos estadunidenses, convocada tras las revelaciones de abusos sexuales a manos de sacerdotes ocurridas durante décadas en Pensilvania, ante la aparente indiferencia de autoridades eclesiásticas.

La Diócesis de Baltimore informó en un comunicado que Lori se reunirá este día con sacerdotes y líderes católicos laicos para discutir el anuncio, además de ordenar el establecimiento de una línea telefónica para recibir información relacionada con la investigación que encabezará.

Bransfield, quien cumplió 75 años y con ello la edad para jubilarse, es el segundo jerarca de la Iglesia católica de Estados Unidos que cae en fechas recientes como consecuencia de las denuncias de abuso sexual contra niños y niñas a manos de sacerdotes.

En julio pasado Francisco aceptó la renuncia del cardenal estadunidense Theodore McCarrick como miembro del Colegio Cardenalicio, tras las acusaciones de abuso sexual en su contra.

Además de perder su título canónico, como parte de la suspensión ‘ad divinis’, el Papa excluyó a McCarrick de cualquier ministerio público hasta que las acusaciones en su contra sean examinadas por un tribunal canónico.

El diario The New York Times reveló que dos diócesis en Nueva Jersey, donde McCarrick sirvió como Obispo, pagaron cantidades no especificadas de dinero en 2005 y 2007 con hombres que dijeron haber sido víctimas de abusos sexuales, décadas atrás.

NM

A %d blogueros les gusta esto: