Millones de peregrinos cantan las mañanitas a la Virgen de Guadalupe

A pesar del frío, millones de peregrinos se presentaron a la Basílica de Guadalupe para celebrar el 488 Aniversario de las Apariciones en el Cerro del Tepeyac

A pesar de las bajas temperaturas, millones de peregrinos acudieron a la Basílica de Santa María de Guadalupe para celebrar en los primeros minutos del jueves 12 de diciembre el 488 Aniversario de las Apariciones en el Cerro del Tepeyac.

Cerca de la noche del miércoles, miles de peregrinos seguían llegando al recinto con el fervor en sus rostros.

Los fieles inundaban con su presencia no solo el santuario sino sus alrededores, en donde no podía faltar la vendimia de los ambulantes que ofrecían desde imágenes religiosas hasta chamarras, pulseras, comida, entre otras cosas.

En bicicletas, camiones, motocicletas, a pie o de rodillas llegaban a “pagar mandas” o pedir favores por la salud de familiares o amigos, incluso para recuperar matrimonios.

La Arquidiócesis Primada de México estimó que la afluencia de devotos al concluir las festividades a la Virgen de Guadalupe podría rebasar los 10 millones de asistentes. De acuerdo con el último reporte de las autoridades, había más de 7 millones de personas en la Basílica.

La explanada de la Basílica de Guadalupe luce abarrotada por casas de campaña, lonas y cobertores de peregrinos que pasarán la noche en el lugar, luego de recorrer varios kilómetros para celebrar a la Morenita del Tepeyac.

Con el frío que impera, los devotos cargan con cobijas y chamarras para armar sus camas en donde intentarán dormir para mañana regresar muy temprano a sus lugares de origen.

Por otra parte, se informó que cada hora más de 15 mil personas pasan a los pies de la Virgen de Guadalupe.

En promedio unas 260 personas por minuto ocupan la banda eléctrica de la Basílica de Guadalupe para admirar a la “Reina de México” y “Emperatriz de América“.

Después de hacer una larga fila para poder subir a dicha banda los visitantes aprovechan para realizar un breve recorrido en el cual, además de ver a la Virgen Morena, se persignan, hacen una oración, agradecen los favores recibidos y hasta toman fotos de recuerdo.

Comentó que el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, al trazar el proyecto de la nueva Basílica de Guadalupe, pensó en la necesidad de que todos los visitantes pudieran ver la imagen de la Virgen de Guadalupe desde todos los lugares del templo y junto con Fray Gabriel Chávez de la Mora idearon la construcción de la banda eléctrica.

Así, desde el 12 de octubre de 1976, fecha en la que se trasladó a la Virgen de Guadalupe a su nuevo recinto, millones de personas han desfilado en esa banda eléctrica para estar lo más cerca de ella “para sentir su mirada y recibir sus bendiciones”.

Con información de Notimex

A %d blogueros les gusta esto: