Exigirá JIPS a CFE atienda y resuelva la problemática causada tras los derrames de combustóleo suscitados en la Laguna de Cuyutlán

Luego de reunirse con pescadores y habitantes de la zona afectados por los derrames de combustóleo suscitados en la Laguna de Cuyutlán, en el municipio de Manzanillo, el gobernador del estado, José Ignacio Peralta Sánchez aseguró que además las personas afectadas por estos hechos, el medio ambiente local también se vio afectado por lo que estará atendiendo esta situación con la Comisión Federal de Electricidad, causante de dichos derrames.

En este tenor, al realizar un recorrido en lancha, el mandatario estatal pudo constatar el daño causado.

Enfatizó, en este sentido que hubo dos derrames recientemente de combustóleo, uno el 12 de agosto, otro el 29 del mismo mes, en donde fueron afectadas 121 artes de pesca, 45 acuicultores y 44 jaulas.

Ante esto, su gobierno expondrá tres planteamientos: el primero, saber las circunstancias por las que se dieron estos derrames; segundo, que se garantice que no vuelva a suceder, que se respete, que la actividad económica se lleve a cabo pero respetando el medio ambiente, por supuesto, cumpliendo con la norma; y número tres, que se paguen las afectaciones tanto ambientales como sociales que ha habido.

Recordó que el vaso 1 de la Laguna de Cuyutlán, es un complejo lagunar enorme, rico, muy grande, muy importante para el estado y hay que cuidarlo, es responsabilidad de todos, las autoridades federales, estatales y municipales, y por supuesto de la gente, de los propios productores y de todos.

Mencionando que en estará buscando comunicación con el director general de la CFE, Manuel Barlett Díaz para que dé respuesta a los planteamientos y para exigirle que se busquen los mecanismos para continuar cuidando del medio ambiente y de Colima.

A %d blogueros les gusta esto: