Embarazo planeado y control prenatal previenen ceguera y sordera en hijos

La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informa que es importante que la mujer tenga un embarazo planeado o lleve su control prenatal en las unidades de salud, con el objetivo de prevenir malformaciones o problemas de la vista y de la audición en sus hijos, que puedan limitar su desarrollo.

Por ello, recomienda a las mujeres que se van a embarazar, iniciar tres o seis meses antes una adecuada alimentación y tomar ácido fólico para que el tubo neural se empiece a formar desde antes del embarazo y, así, fortalecer el organismo para que el embrión se desarrolle en forma normal.

La especialista en desarrollo infantil y estimulación temprana, Silvia Lima Ojeda, indicó que la Secretaría de Salud cuenta con un programa específico para evitar los embarazos no deseados y para llevar el control de las madres durante el embarazo.

Al hablar sobre la prevención y la atención de los problemas de la audición y de la vista en las personas, expuso que hay que tomarse en cuenta la edad de la embarazada y los factores de herencia de cada padre o madre, ya que existen enfermedades autosómicas recesivas que tienden a generar estas afectaciones.

De esta manera, aquellas madres adolescentes o muy adultas que no tienen una adecuada alimentación durante el embarazo tienen la misma probabilidad de que su hijo pueda nacer con alguna malformación o un problema de prematurez.

Asimismo, si la mujer cursa presión arterial alta, condicionada por el embarazo, el bebé puede ser prematuro y tener problemas de la vista y de la audición al nacimiento. Lo mismo puede suceder con las madres con diabetes y las que presentan esta enfermedad durante el embarazo.

Indicó que el tratamiento es integral, toda vez que después viene una evaluación por parte de psicólogos, nutriólogos y médicos en rehabilitación y de comunicación humana, para proporcionar terapia física o lo que indique el médico, así como la estimulación de niveles prefonéticos para el desarrollo.

Si hay una lesión a nivel visual y/o auditiva, el paciente es derivado al oftalmólogo o neuoropediatra, a fin de iniciar una terapia que permita mejorar la condición del paciente, dependiendo del diagnóstico u origen de este mismo, ya que la patología visual y auditiva llamada síndrome de Usher, es degenerativa.

No obstante, en la parte auditiva se dan auxiliares auditivos y un sistema de comunicación; mientras que en la vista se tiene que observar qué tipo de discapacidad visual tiene para indicar el sistema Braile o el uso de bastón, además de la enseñanza que se le dará a la familia.

A %d blogueros les gusta esto: