Con amenazas no se culmina una obra compleja como es el ingreso a Manzanillo: SEIDUR

Después de que a través de un video circulado en Facebook a través de la cuenta oficial del Ayuntamiento de Manzanillo, en donde la Presidente municipal Griselda Martínez Martínez critica la obra que aún no concluye en el ingreso a Manzanillo, a la altura de Tapeixtles, en donde la edil hizo un llamado urgente para que el gobierno del estado concluya con esa obra, porque tiene al puerto “en un cochinero”, el Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano (SEIDUR) de Colima, José de Jesús Sánchez Romo, aseguró que con amenazas no se culmina una obra tan compleja como la que se está desarrollando.

En este sentido, Sánchez Romo precisó que efectivamente ha habido retrasos en esa obra, pero existe un total desconocimiento por parte de la alcaldesa porteña sobre el tema, es por eso que dijo: “no se puede declarar bajo la ignorancia”.

Se trata de una de las vialidades más importantes y concurridas del municipio, obviamente es una obra compleja que requiere tiempo y recursos.

“No es una obra sencilla”, enfatizó el funcionario estatal, “ese tramo que se busca ampliar será a ocho carriles, cuatro centrales y cuatro laterales”.

“Si criticamos desde la ignorancia, yo nunca he recibido una llamada de la Presidenta más que en tonos amenazantes, yo le digo que con gusto podemos dialogar, pero creo que ni siquiera conoce el proyecto”.

Indicó que hay una falta de conocimiento de la obra, pues no se inició en abril, sino en marzo, y efectivamente ha habido atrasos debido principalmente a que con las labores de ampliación algunas dependencias exigieron detener la obra. “la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Comisión de Agua Potable, Drenaje y Alcantarillado de Manzanillo (Capdam) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) fueron algunos de los actores que alentaron la obra, pues mientras se escarbaba en esa zona fueron encontrando instalaciones eléctricas e hidráulicas que habían sido olvidadas por las propias instancias, mismas que pidieron la reubicación de su infraestructura.

Señaló que en algo que está de acuerdo con la alcaldesa es que ese ingreso al puerto es un “cochinero”, pero ya era “un cochinero desde antes”.

“Coincido con que esa entrada es un cochinero, pero era un cochinero desde antes. Yo no coincido con su apreciación de que Manzanillo es un cochinero, pero el acceso ya lo era. Que vamos a causar problemas, claro que sí, pero creo que es un reto muy complicado, es el acceso principal de Manzanillo, donde hay mayor movimiento de carga y eso es lo que lo hace más complicado”, subrayó.

A %d blogueros les gusta esto: