Bancos ofrecen facilidades ante crisis del coronavirus

Varios de los principales bancos de México ofrecen moratorias de hasta cuatro meses y facilidades de pago para que los clientes afectados por la crisis económica del coronavirus puedan hacer frente a sus deudas con más tranquilidad.


El banco BBVA, que cuenta con el mayor número de clientes en el país, unos 6.9 millones, anunció que a partir del próximo 2 de abril dará cuatro meses de gracia en intereses y capital a quienes tengan créditos hipotecarios, de automóviles, personales, de nómina y de tarjetas de crédito, además de a las PyMes con créditos simples.

BBVA también apoyará gastos en hospitales, sanatorios, clínicas y farmacias con líneas de crédito sin intereses por seis meses siempre y cuando las transacciones se hagan con tarjeta.

La institución financiera Banorte, que ya tiene en marcha un plan muy similar al que plantea BBVA, con programas para diferir pagos de hasta cuatro meses, reportó que ha recibido “más de 65 mil solicitudes” para adherirse a estas modalidades.

El banco Scotiabank todavía no ha revelado los pormenores, pero también aseguró que dará un cuatrimestre de moratoria en el pago de créditos a partir del 1 de abril.

El Santander se encuentra definiendo los términos de un plan parecido al de sus competidores, aunque adelantó que está dando tres meses sin intereses en compras realizadas en supermercados en línea, y que ofrecen cinco o diez meses sin intereses en compras en farmacias, laboratorios u hospitales.

Ayudas en crédito hipotecario
El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), una institución dependiente del Gobierno, el sector privado y los trabajadores, dedicada a proveer créditos hipotecarios y relacionados con la vivienda, también anunció ayudas especiales.

El Infonavit, a partir del 15 de abril, contará con un seguro de desempleo para cubrir los pagos de hasta tres meses de aquellos acreditados que pierdan empleo, gracias a un fondo de 7 mil 326 millones de pesos.

Además, la institución se comprometió a diferir tres meses el pago de créditos hipotecarios de los derechohabientes que vean afectadas sus condiciones laborales.

El Instituto recalculará los pagos mensuales de aquellos empleados cuyas empresas se hayan declarado en paro técnico y les aplicará beneficios de al menos el 25 por ciento.

Por último, el Infonavit agilizará los trámites de verificación de obra y firma de los créditos para no frenar el mercado hipotecario.

Con información de EFE

A %d blogueros les gusta esto: