Agilizar juicios intestamentarios, propone Rogelio Salinas

El Grupo Parlamentario de Morena, por conducto del Diputado Luis Rogelio
Salinas Sánchez, presentó al Congreso del Estado de Colima una
iniciativa para reformar y derogar varios artículos del Código de
Procedimientos Civiles, a fin de facilitar y agilizar trámites en los
juicios sucesorios intestamentarios; es decir, sin testamento.

Expuso que hoy en día es necesario, además de los certificados del
Registro Civil que acrediten parentesco con la persona fallecida, el
testimonio de tres personas que avalen dicho parentesco, para
declararlos como únicos y universales herederos, lo que es reiterativo e
innecesario.

La iniciativa busca suprimir el desahogo de información testimonial que
no es determinante para tener certeza que quienes denuncian sean las
únicas personas con derecho a heredar; además no es prueba idónea para
acreditar parentesco con el autor de la herencia, como si son las actas.

Se propone que en lugar de testimoniales, los juzgados publiquen edictos
vía electrónica, en las cabeceras de los partidos judiciales del Estado,
informando la muerte sin testar del autor de la herencia, nombres y
grados de parentesco, o relación existente, de quienes la reclaman

Así mismo, llamar a quienes se crean con derecho a comparecer,
adjuntando documentos probatorios respectivos, para reclamarla en los 10
días hábiles siguientes a la última publicación de los edictos.

Lo anterior para que la mayor cantidad de personas se entere del
fallecimiento y que ha iniciado un juicio sucesorio mediante el que se
pretende heredar al finado, para que, quien crea que tiene igual o mejor
derecho a heredarlo, acuda al expediente a hacer valer sus derechos.

Se propone reducir de 40 a 10 días el plazo de espera, para agilizar los
trámites promovidos por parientes colaterales, y ahora para todos, si se
aprueba la propuesta de suprimir la información testimonial. En la
práctica es necesario esperar 40 días para emitirse declaratoria de
herederos por los titulares de los juzgados; lo que retrasa la
administración de justicia.

Además, la carga laboral en los juzgados provoca que sean hasta dos
meses de espera para su desahogo, lo que impacta los asuntos civiles y
familiares tramitados, pues en un gran porcentaje de juicios se señalan
fechas para desahogar comparecencias, audiencias confesionales o
testimoniales, o desahogo de pruebas y alegatos.

A %d blogueros les gusta esto: