Felipe Cruz Calvario, presidente electo del Ayuntamiento de Villa de Álvarez, explicó que el municipio cuenta con una situación complicada en cuanto a las finanzas, lo que lleva a una visión de trabajar más y actuar a los largo de los próximos tres años.

Declaró que a pesar de Villa de Álvarez se encuentra en un sensor amarillo por la problemática de las finanzas, se tiene que ver qué es lo que se puede hacer para aminorar el problema. Cruz Calvario declaró que se buscará modificar el organigrama, para quitar o fusionar algunas direcciones, con el propósito de tener un ahorro económico al no necesitar tanto personal y con ello recuperar la credibilidad del ayuntamiento del municipio.

Entre otras actividades que quedan pendientes de la administración actual y que deberá asumir el presidente electo, destaca la situación de inseguridad, por lo que se buscará la pronta resolución. En segunda instancia los servicios públicos municipales, por lo que se buscará reforzarse en la entrante administración. Así lo declaró Cruz Calvario al detallar que esos dos temas fueron los más aclamados por los ciudadanos.

A %d blogueros les gusta esto: